No te apresures

 
 
No te apresures,
      ni con la boca ni con la *mente,
      a proferir ante Dios palabra alguna;
   él está en el cielo y tú estás en la tierra.
      Mide, pues, tus palabras.

Eclesiastés 5:2

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por su comentarios.