Al despertar






Al despertar:

Gracias, Creador, por este día. Tú guías todas mis actividades.
Cuando te bañas: Fluyo con la energía de este día.
Al mirarte al espejo: Soy una creación perfecta de Dios. Veo a los demás bajo esta luz.
A ponerte los zapatos: Avanzo en este día comprendiendo confiadamente mi propósito.
Al abrir puertas: Gracias, Dios, por las sorpresas, el gozo y los milagros de hoy.
Al viajar: Dios protege y vela por mí y por todos los viajeros.
Al comer: Gracias, Dios, por esta comida. Honro a todos los que ayudaron a traerla a mi mesa. Mi cuerpo es nutrido completamente por ella.