Cómo manejar el cambio

imagen arboles
Cómo manejar el cambio

por Robert R. Barth
¡Hay un trabajo
grandioso que debes hacer!
Cualquiera que sea, este trabajo
requerirá un cambio. Se dice
que el cambio es la esencia de
la vida. Si no nos movemos con
él, el cambio sucederá de todos
modos, queramos o no.
Una manera de trabajar
con el cambio se encuentra en
Éxodo 14:13-15. Aquí encontramos
varios pasos que podemos
dar para resolver cualquier conflicto,
eliminar cualquier obstáculo
o adaptarnos a cualquier
cambio. “Moisés respondió al
pueblo: ‘No temáis; estad firmes
y ved la salvación que Jehová
os dará hoy … Di a los hijos de
Israel que marchen’.”
El primer paso es: NO SIENTAS PÁNICO. Como dice el
autor del libro de Éxodo: “No temáis”. Superarás esta experiencia.
Debes saber que dentro de un día, una semana, un mes, un
año, habrás dejado todo atrás. La razón verdadera para no sentir
pánico es saber que: Dios está a cargo.
Así que el segundo es: PON A DIOS PRIMERO.
Descansa. “Está firme,” consciente de que Dios está a cargo,
que todo obrará para el mayor bien de los interesados. “Jehová
peleará por vosotros, y vosotros estaréis tranquilos.” (Ex. 14:14)
¿Cómo pones a Dios primero? Al aquietarte, al ver “la
salvación de Jehová”, al conocer la verdad en la situación. Deja ir
tu Mar Rojo. Define el obstáculo y luego mira por encima de él.
Entra a un momento de oración callada donde conoces a Dios,
donde confías en la única Presencia y el único Poder obrando
en tu vida. Entra a ese lugar donde escuchas “el silbo apacible y
delicado”. Luego… escucha, presta atención a la verdad de tu ser.
Manifestar salud
¿Es tu tierra prometida, tu meta, tener salud perfecta?
Al escuchar al Señor de tu ser, sabrás que la salud perfecta es
tuya con sólo reclamarla. Dios es la energía de vida perfecta
que fluye por medio de cada átomo y célula de tu ser. La salud
está siendo manifestada en ti, ahora.
Manifestar prosperidad
¿Buscas prosperidad? Al sentarte en el silencio, tendrás
la seguridad de que Dios es la fuente de todo tu bien. Al poner
tu fe en Dios, tu provisión será garantizada. La prosperidad
fluirá a ti de muchas maneras, por medio de muchos canales.
Manifestar armonía
¿Buscas armonía en tus relaciones personales? El amor
de Dios obra por medio de ti y todas tus relaciones personales.
El amor sana cualquier herida pasada. El amor obra
activamente en ti y por medio de ti y de los demás.
Lo que quiera que busques, encontrarás la respuesta.
Al sentarte en el silencio, llegará el momento cuando escuches
que Dios te habla, que te guía. Pero esto no es suficiente.
Debes dar otro paso.
Y ese paso es la ACCIÓN. Necesitas seguir adelante.
Has puesto a Dios primero. Has orado y meditado, y has
conocido la verdad. Es hora de avanzar. Hay un paso correcto
y perfecto que dar. En lo profundo de ti sabrás qué hacer.
Hazlo. “Y tú, alza tu vara, extiende tu mano sobre el mar y
divídelo, para que los hijos de Israel pasen por medio del mar
en seco.” (Ex. 14:16) Haz según la guía recibida y el obstáculo
desaparecerá. Podrás atravesarlo.


Texto:guia de supervivencia para el alma