La Respiración: Un Puente al Universo

imagen vivir

La respiración será un flujo continuo; no es posible ninguna pausa। Si te olvidas, aunque sea por un momento, de respirar, ya no serás. Por eso no es necesario que tú respires, porque si no, sería difícil. A alguien podría olvidársele respirar por un solo momento, y entonces no se podría hacer nada. Así que, en realidad, tú no estás respirando, porque tú no eres necesario. Estás profundamen¬te dormido, y la respiración continúa; estás incons¬ciente, y la respiración continúa; estás en coma, y la respiración continúa. Tú no eres necesario; respirar es algo que continúa independientemente de ti.
Es uno de los factores constantes de tu perso¬nalidad; eso es lo primero. Es algo que es funda¬mental y básico para la vida; eso es lo segundo. No puedes vivir sin la respiración. De modo que respiración y vida se han vuelto sinónimos. Respi¬rar es el mecanismo de la vida, y la vida está pro¬fundamente relacionada con respirar. Por eso en India lo llamamos prana. Hemos dado una pala¬bra para ambos: prana significa la vitalidad, lo vivo. Tu vida es tu respiración. En tercer lugar, tu respiración es un puente en¬tre tú y tu cuerpo. Constantemente, la respiración te enlaza con tu cuerpo, te conecta, te relaciona con tu cuerpo. La respiración no es sólo un puente a tu cuerpo; es también un puente entre tú y el universo. El cuerpo es precisamente el universo que ha venido a ti, que está más cerca de ti. Tu cuerpo es parte del universo. Todo lo que hay en el cuerpo forma parte del universo: cada partícula, cada célula. Es el acercamiento más próximo al universo. La respiración es el cuerpo. Si se rompe el puente, ya no estás en el cuerpo. Si se rompe el puente, ya no estás en el universo. En¬tras en alguna dimensión desconocida; entonces no se te puede encontrar en el espacio y el tiempo. Así que, en tercer lugar, la respiración es también el puente entre tú y el espacio y el tiempo. La respiración, por lo tanto, se vuelve muy im¬portante: lo más importante. Así es que las prime¬ras nueve técnicas se ocupan de la respiración. Si puedes hacer algo con la respiración, de pronto volverás al presente. Si puedes hacer algo con la respiración, llegarás a la fuente de la vida. Si pue¬des hacer algo con la respiración, puedes transcender el tiempo y el espacio. Si puedes hacer algo con la respiración, estarás en el mundo, y también más allá de él. La respiración tiene dos momentos. Uno es en el que toca el cuerpo y el universo, y el otro es en el que te toca a ti y a lo que transciende el universo. Sólo conocemos una parte de la respiración. Cuan¬do va al universo, al cuerpo, la conocemos. Pero siempre está yendo del cuerpo al «no-cuerpo»: del «no-cuerpo» al cuerpo. No conocemos el otro mo¬mento. Si tomas conciencia del otro momento, de la otra parte del puente, del otro lado del puente, de pronto serás transformado, trasplantado a una dimensión diferente.


Fuente: el libro de los secretos volumen 1 osho